miércoles, 15 de julio de 2009

PARA VOLAR.... Solo tù


Un rey recibió como obsequio dos pequeños halcones y los entregó al maestro de cetrería que los entrenara.

Pasado unos meses el maestro le informó al rey que uno de los halcones estaba perfectamente, pero que al otro no sabía que le sucedía, no se había movido de la rama donde lo dejó desde el día que llegó.

El rey mandó a llamar a curanderos y sanadores para que vieran al halcón, pero nadie pudo hacerlo volar.

Al día siguiente el monarca decidió comunicar a su pueblo que ofreciera una recompensa a la persona que hiciera volar al halcón. A la mañana siguiente, vio al halcón volando ágilmente por los jardines. El rey le dijo a su corte, “Traedme al autor de este milagro”.

Su corte le llevó a un humilde campesino. El rey le preguntó:”¿Tú hiciste volar al halcón? ¿Cómo lo hiciste? ¿Eres acaso un mago?. Intimidado el campesino le dijo al rey, “Fue fácil mi Señor, sólo le corté la rama y el halcón voló, se dio cuenta que tenía alas y se largó a volar”

Algunos de nosotros a veces tenemos el privilegio de que algún acontecimiento rompa la
rama de la costumbre, de la seguridad. Solo entonces nos damos cuenta de que somos
superiores a nuestras circunstancias.
En muchas ocasiones tenemos todos y no logramos vivir plenamente; quizás es necesario
que alguien nos corte la rama para que podamos arriesgarnos al vuelo, lo que en un
instante pueda parecer negativo resultan ser verdaderas bendiciones.
Amarilis ♥

4 comentarios:

Rosario dijo...

Precioso mi querida amiga, es un inmenso placer leerte

Un besito Rosario

Amarilis ♥ dijo...

Gracias Rosario
Un beso grandote
Amarilis ♥

ÓNIX dijo...

Hermoso.. Sin duda alguna... Muy reflexivo querida amiga.. Gracias por compartirlo... Besos...

Amarilis ♥ dijo...

Gracias Onix
Por visitar mi espacio, es un
honor para mi que les agrade mis reflexiones sobre escritos que leo.
Besos
Amarilis ♥